22/2/2008


Umshas y pandillas
Carnaval riojano 2008

El día martes 5, todos los barrios, se prepararon para el concurso de calles, el concurso de umshas, el festival de comidas y bebidas regionales y las tahuampas bailes del carnaval de Rioja 2008, el comité central y miembros del jurado del concurso, inspeccionan los avances.











Este año merecidamente el concurso de umshas lo ganó el barrio de Shahuintopata.










A media mañana, llegaron a preparar la umsha, músicos y cargadores de la palmera; los tejedores, hombres con experiencia en el trenzado iniciaron su trabajo, luego una vez armado, las mujeres se encargaron de "vestir" la umsha, se integraron niños y jóvenes, luego todos juntos la levantaron. Armaron dos umshas, una de ellas fué la ganadora.

Acompañamos a las imágenes, -donde podra apreciar el tipo de trenzado, de las palmeras- el texto “La umsha y la pandilla riojana, extraido del libro El Carnaval Riojano, de los autores Raúl Del águila Rojas y Luis Salazar Orsi.


La umsha y la pandilla Riojana




La umsha es una palmera con las hojas trenzadas en forma de
cabeza y maravillosamente adornada en su parte superior con toda clase de regalos. Prendas de vestir, vasijas, juguetes, cadenas de colores, banderitas y alimentos, que se planta en la plaza de armas, calles aledañas y en lugares estratégicos de todos los barrios de la ciudad, en un afán competitivo que contribuye a desarrollar la creatividad de quienes se encargan preparar y plantar las palmeras para las pandillas.
Antiguamente la palmera para la umsha se traía en hombros, de los montes cercanos al pueblo, al ritmo de la alegre música de la pandilla riojana que ejecutaba una banda
típica contratada especialmente para la ocasión, sin faltar el consabido traguillo que dizqué redoblaba las energías de los cargadores.
El corte de las umshas al ritmo de la pandilla es, para muchos, la ceremonia más significativa del carnaval. Será tal vez por que sus orígenes se pierden en los albores de la humanidad, cuando los primitivos pueblos agricultores cortaban árboles profusamente adornados para realizar conjuros por la fecundidad de la tierra o representar ritos de culto al falo.
La pandilla es la danza de la algarabía, el júbilo y la confraternidad en todos los rincones de nuestra región amazónica.
En Rioja esta danza se baila al compás de la música ejecutada por una banda compuesta por instrumentos de viento (trompetas, clarinetes, saxofones y bajos), y de percusión (platillos, redoblante y bombo). Ocasionalmente antaño también participaban, al par de la banda, acordeones y concertinas. En la
actualidad la pandilla se baila también acompañada por un conjunto de música
típica amazónica (compuesta por pífano, quena amazónica, shacapas, redoblante y tambor).
La pandilla riojana se caracteriza por su melodía, por la forma de bailar y por la presencia permanente del grupo de los diablos con sus disfraces
y máscaras. La música tiene cuatro partes bien diferenciadas: pandilla, chimaychi, marinera, y huayno. Además existen los términos puntaleo y chillaleo que consisten,
respectivamente en desplazamientos y gritos característicos que realizan los
pandilleros, dentro del espíritu de alegría y picardía que ambienta esta
pintoresca danza, una de las mas características de nuestra Rioja.
Por ejemplo, mientras los danzantes realizan el desplazamiento circular alrededor de la palmera, por momentos se acercan y alejan del tronco, a manera de reverencia a la umsha y lo que ella representa, circunstancia que es aprovechada por los
varones para remojar el tallo de la palmera con el aguardiente que portan en sendas botellas amarradas a la cintura. Las mujeres a su vez, secan alternativamente lo mojado con los pañuelos de color blanco que llevan consigo. Mas adelante y en aumento ermanente y contagiante del jolgorio, las parejas presionana sus cuerpos entre sí, que es lo que se conoce justamente con el nombre puntaleo. Enseguida o al mismo tiempo, van gritando repetidas veces, con picardía y alternativamente, de este modo:
¡Fierro, fierro! !Dale, dale! ¡Vamo, vamo! ¡Juy, juy!, expresiones que conforman lo que se denomina chillaleo. En los momentos en que la danza llega a su clímax, todos los danzantes se pellizcan entre sí en diversas partes del cuerpo causándose vivo dolor, acción que, según la tradición, imita la picadura de las hormigas sitaracuy, de dolorosa picadura y que abundan en los bosques de nuestra región.
Acotamos que la vestimenta mas usada para bailar la pandilla riojana es la ropa viaja que justamente después de las fiestas de carnavales queda totalmente inservible por estar hecha jirones o excesivamente manchada.
La
umsha, como dijimos, representa la riqueza natural de los bosques amazónicos, y
los regalos que se cuelgan en su parte superior simulan los frutos que el hombre
aprovecha de los huertos y bosques amazónicos, y los regalos que se cuelgan en
su parte superior simulan los frutos que el hombre aprovecha de los huertos y
bosques.
Con la pandilla, los riojanos rendimos homenaje a la pródiga
naturaleza amazónica y expresamos nuestra gratitud a los árboles del bosque.
Cortando la palmera durante el baile, estamos demostrando la utilidad de los tallos arbóreos, de donde obtenemos madera, leña, cortezas, materiales de construcción, etcétera.
En los días centrales del carnaval, los bailarines pandilleros se desplazan por las calles de la ciudad. De umsha en umsha; giran en grupos o por parejas enlazados por los brazos, y con gran algarabía cortan las palmeras preparadas de antemano, con ayuda de un hacha que blanden las parejas, por turno. La persona, hombre o mujer, que logra derribar el árbol con un golpe de hacha, queda comprometida a devolver la umsha el siguiente año.

...........

Conocidos los resultados de los concursos se reinicia el juego con agua.